miércoles, 2 de noviembre de 2016

Eusebio, 40 años entregado a su comunidad

Por sus 40 años ininterrumpidos al servicio del pueblo como delegado de la asamblea municipal del Poder Popular, a Eusebio Enrique Orama le fue otorgado en Asamblea Solemne, el más alto reconocimiento: la placa conmemorativa con la réplica del escudo de la ciudad.  La circunscripción 31 de San José, donde desempeña su labor, es ejemplo del trabajo esforzado.
“Llegar a este aniversario significa más compromiso con el pueblo, la Revolución y los delegados que ya no están con nosotros. Conlleva un recuerdo del momento en que surgieron los Órganos Locales, un movimiento y una revolución en todos los sentidos, después de haber logrado ser libres del analfabetismo, de estar incorporados a zafras del pueblo, cuando los trabajos voluntarios cogieron auge y las personas comenzaban a consagrarse a la obra de la Revolución.
“En aquel momento de una revolución en todo los sectores de la vida popular, yo acababa de llegar de La Habana, graduado de técnico medio pecuario y en la circunscripción número 30, del Corojo y San Nicolás, fui electo delegado.
En la primera conferencia de jóvenes trabajadores a nivel nacional fui uno de los representantes de la CTC, fui invitado a dos asambleas nacionales, fui diputado a la asamblea nacional, dos mandatos como delegada a la asamblea provincial y hoy sigo siendo presidente del Consejo Popular y trato de influir en el bienestar del municipio.
“Tengo un pueblo maravilloso que me sigue y me ha ayudado a transformar la comunidad en el orden social, cultural, político y del trabajo. Hoy hay mayor nivel cultural, las tareas marchan en un trabajo comunitario amplio que ha permitido que se hicieran las áreas deportivas, con trabajos voluntarios levantamos una panadería, una farmacia, un parque infantil y otro para adultos, dos consultorios.
“También, tenemos un campo de tiro, una escuela remodelada que se ha convertido en el centro cultural más importante, con premios de fórum relevantes. La comunidad fundó el evento nacional de escritores rurales con excelentes representantes, dos libros publicados nacidos allí y un premio Cucalambé.

“En la producción de alimentos nos convertimos en ejemplo de la siembra de maíz, con más de mil quintales de maíz que se recogen y se entregan, nos autoabastecemos de leche y se aporta al municipio.

“Renuevo mi confianza en la victoria de Cuba. Nos queda seguir trabajando, actuar con eficiencia y urgencia ante los planteamientos del pueblo, sumarlo en sus propias soluciones, estar alertas contra la subversión, lograr que cada uno haga lo que debe hacer y hacerlo bien”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada